Pequeña guía para saber cómo comprar y regalar un robot educativo

Los amantes de la Ciencia Ficción tienen un hueco en su corazón de hojalata para las últimas palabras de Roy Batty en ‘Blade Runner’. El replicante, en su agonía, le confiesa a Rick Deckard que ha visto cosas que no creeríamos, como “atacar naves en llamas más allá de Orión… rayos-C brillar en la oscuridad cerca de la puerta de Tannhäuser…”. En realidad, estas palabras son un arcano indescifrable que suena muy bien, pero que expresa una ficción que ni siquiera existe. Es la misma sensación a la que se enfrenta un comprador cuando toma la decisión de adquirir un robot educativo. Escucha y lee, en el mejor de los casos, una retahíla de características técnicas que podrían ser poesía electrónica, pero que funden neuronas del más avezado.

Como sabemos que es probable que el vendedor no haya superado el test de Voight-Kampff, es decir, que no hay ninguna empatía, nos vemos en la obligación de orientar a mamás, papás, abuelos…, que estas Navidades hayan decidido optar por encargar a los Reyes Magos un juguete educativo y, más en concreto, un robot educativo.

iSchool brazo robótico

En primer lugar, recomendamos diferenciar un robot de lo que no lo es. La sobreabundancia de oferta nos hace ver como un robot educativo a algo que es un juguete teledirigido. El hecho de tener apariencia de robot y llevar pilas… o mando a distancia no significa que estemos ante lo que buscamos. ¿Cómo se puede ver la diferencia? Muy sencillo: un robot educativo se puede construir y, lo más importante, se puede programar. Solo así podremos realmente obtener un rendimiento educativo porque la gran ventaja de los robots educativos es que fomentan la creatividad y la imaginación y, además, permiten más horas de juego e interacción. El siguiente consejo que Roy Batty no daría -tiene los años limitados por la Tyrell Corporation- es que busquemos un modelo adaptado a la edad del niño que lo va a recibir. En iSchool disponemos de los siguientes kits de robótica educativa en función de los años:

  • Lego WeDo 1.0 y Lego WeDo 2.0 (Desde los 6 a los 9 años)
  • Lego Mindstorms EV3 (A partir de los 9-10 años)
  • Makeblock mBot y Makeblock Ranger (A partir de los 10-11 años)

iSchool WeDo

Si ya disfrutas de la robótica educativa o quieres dar un paso más allá, te invitamos a iniciarte en la cultura ‘Maker’ -tú mismo te fabricas las piezas de tu robot, tus construcciones…- con una impresora 3D. Si eres atrevido, puedes montar la impresora tú mismo. Si, como Rick Deckard, necesitas algo de pedagogía para entender cómo funcionan las cosas, en iSchool te ofrecemos un curso de montaje de la impresora. Te recomendamos empezar con una bq Prusa, modelo del que disponemos en nuestra Escuela de Tecnología. Pero si te va un regalo tecnológico más ‘clásico’, te invitamos a probar con la gama de tablets de bq (Edison y Aquaris), especialmente recomendadas para los más pequeños.

iSchool Impresión 3D

El aluvión de propuestas de regalo para estas Navidades ya ha llegado, pero si quieres que el tuyo permanezca en el tiempo y no se olvide “como lágrimas en la lluvia”, apuesta por un juguete educativo que realmente lo sea. Para cualquier duda, consúltanos en iSchool. Encantados de charlar contigo.

iSchool mBOT